Tag Archive: Indec


Recomendaciones para políticos e intelectuales que quieran tener prensa en  La Nación, Clarín y medios relacionados

 

 

por  Fernando J. Pisani
  1. Sus declaraciones o análisis nunca deben perder de vista que todo lo que está mal es culpa del gobierno nacional; que todo lo que está igual, está peor; y que todo lo que está bien en realidad es una ilusión producida por el relato oficialista.

  2. Recuerde siempre que si el gobierno nacional hace “Blanco” va a estar mal. Si hace “Negro” también va a estar mal y si hace “Gris” o “Color” incluso va a ser peor. Y si no hace nada es responsable por no hacer “Blanco”, “Negro”, “Gris” o “Color”

  3. No olvide señalar que cualquier medida del gobierno nacional va a ser inflacionaria o va a crear más inseguridad. Y si no tiene nada que ver con la inflación y la inseguridad, con más razón crearán más inseguridad e inflación.

  4. Resalte que atrás de toda medida lo que hay en realidad es autoritarismo, populismo y corrupción. Y que se apoya en lo peor del peronismo. (Si usted es peronista anti K puede cambiarlo por un “que traiciona al peronismo”)

  5. Ponga de manifiesto que la medida que está analizando perjudica a las provincias, a los trabajadores, a los jubilados y va a incrementar la pobreza y agravar la crisis económica.

  6. Si está refiriéndose a un tema económico no se olvide de señalar que la medida cuestionada aísla a Argentina del mundo, crea inseguridad jurídica, asusta a inversionistas y que provocará -o mejor aún, profundizará- una gran crisis.

  7. Si el Parlamento aprueba alguna ley mandada por el Ejecutivo ello demuestra la destrucción de las instituciones que propicia el oficialismo y que el parlamento es una mera escribanía del Poder Ejecutivo. Si le dicen que el parlamento muchas veces vota en contra, como por ejemplo con la 125, puede optar por dos respuestas según sea un moderado o de izquierda: a) La dignidad y honradez de los legisladores ha triunfado sobre la corrupción b) Insista en lo mismo y diga que en igual es una escribanía del Ejecutivo, ¿o acaso Cobos no pertenecía al Ejecutivo?

  8. Si la Justicia llega a fallar a favor de algo en que esté implicado el gobierno o algún funcionario o ex funcionario, es el mejor ejemplo del sometimiento de la Corte y de la corrupción de los jueces. Si le ponen ejemplos contrarios o le señalan jueces procesistas, reaccionaros, conservadores, ultraclericales o vinculados a los factores de poder de Argentina extra electorales, reivindique la independencia de la Justicia y póngalos como ejemplos de jueces probos y buenos padres -o madres- de familia. Perdón, diga sólo padres.

  9. Cuando se refiera a la realidad hable desde el optimismo y recuerde que siempre antes estuvimos mejor y que en el futuro nos va a ir mejor si el gobierno actual no está más. Si en el presente alguna gente piensa que estamos mejor que años atrás ello se debe a que han comprado el relato oficialista o un plasma.

  10. Insista que siempre que nos fue mal se debió a que el Estado intervino en la economía. Para que nos vaya mejor hay que dejar que el mercado regule libremente todo. Y reitérelo afirmando que la Historia Argentina así lo demuestra. Y no se preocupe con que la historia muestra otra cosa, total esa historia no se enseña nunca en la escuela ni en ningún lado.

  11. Ponga ejemplos de otros países que les está yendo mucho mejor que Argentina, o son más ricos y más poderosos porque no tienen caudillismo ni populismo (no aclaren que los principales de ellos se enriquecieron saqueando al mundo y lo siguen haciendo). Si en realidad en los países de su ejemplo les está yendo peor no se confunda e ignórelo: Ud sabe que a los sectores que ud. representa les está yendo mejor.

  12. Defienda la Prensa Libre y estigmatice a los que hablan de “medios hegemónicos”. Aquí el único que tiene medios hegemónicos es el gobierno, que hace cadenas nacionales y tiene a 678, Duro de Domar y el conglomerado de cinco programas de Víctor Hugo Morales.

  13. Si realiza afirmaciones o acusaciones muy fuertes, no se olvide de citar las fuentes así: “según dijo alguien vinculado al entorno (presidencial, ministerial, lo que corresponda)..”, “como todos saben”, “está demostrado que”. Si luego se demuestra que esas acusaciones eran pura falsedad no se amilane: acúselos nuevamente ya que si han tenido de salir a desmentir, algo habrá. Y si la justicia falla en contra de sus acusaciones, sólo demuestra que la justicia es corrupta.

  14. Si habla de datos económicos no se olvide de cuestionar al INDEC y reafirme que todo va en tobogán al desastre tal cual lo muestran estudios realizados por reconocidos especialistas o reconocidas empresas o instituciones de investigación. No es necesita decir cuales, pues ya son re conocidas.

  15. Si Ud, quiere transformarse en un referente estrella realice afirmaciones del tipo: “El autoritarismo de Moreno está destruyendo la economía del país y nuestra vinculación con el extranjero, y el mejor ejemplo de ellos es la dificultad para conseguir juguetes eróticos importados” (ver “Crece la preocupación de empresarios por la posible faltante de..”) Y si se anima, ponga como ejemplo cómo ese proteccionismo perjudica a los consumidores y cuente cómo se le desinfló la muñeca erótica de industria nacional que estaba usando, o la patada que le dio el vibrador de industria nacional. O peor aún, que dejó de vibrar justo justo en ese momento clave. El proteccionismo traba la libre competencia y sin ella la industria nacional es mala (no responda si le dicen con sus planteos la industria no será mala porque no existirá, como ya ocurrió, son discusiones que no llevan a ningún lado)

  16. Si quiere instalar miedo o crear desconfianza, no realice afirmaciones directas. Recuerde que en las películas el terror no está en ver el monstruo sino en imaginárselo. Así por ejemplo consiga que un periodista le haga preguntas del tipo “ud. cree que llevarán armas”, “usted piensa que meten la mano en la lata”, “¿usarán los fondos tales y cuales para comprar votos?”, etc a lo cual ud. debe responderle “¿Y a usted le quedan dudas?” o haga esos silencios expresivos que dicen más que si hablase. Y si lo que va a decir es un bolazo total, que dice por el bien de la Patria, y que éticamente está justificada por la Iglesia y la tradición como “Mentira Piadosa”. no se olvide de anteponerle un “se cree”, “dicen”, “podría”, “es probable que” y similares, de esa manera usted en realidad no miente, es la gente la que saca mal sus conclusiones.

  17. Puede criticar algo a los manejos policíacos, a la bonaerense, a la Federal, a la participación policial en hechos delictivos o violentos, pero sólo para criticar al gobierno nacional que es el causante de todo ello, pero no critique mucho a las fuerzas de seguridad: es escupir al techo, pues mañana si sus sueños de gobierno se concretan las va a necesitar. Ya lo sabe: su partido o grupo político/económico de referencia siempre necesitó la mano dura.

  18. Participe de las agendas que establecen los medios defensores de la Democracia Libre (la del mercado libre), especialmente cuando las mismas se proponen el patriótico objetivo de crear inseguridad, miedo, sospechas, mal humor social y para desprestigiar a algún funcionario y por elevación a la presidente. No importa que luego esos temas desparezcan porque eran un bluff, una bravata o un farol. Lo importante no es el tema en sí, sino lo que queda en sensaciones, en desconfianzas y desánimos. Mañana la agenda se renovará con igual metodología. Y si el hecho real existió actúe como un bulldog, muerda y no suelte la presa y haga la máxima cantidad de extrapolaciones posibles aunque sean forzadas y exageradas hasta lo increíble: siempre algo queda. Y constantemente lo podrá sacar a relucir para demostrar que este gobierno es lo peor que le ha pasado a los argentinos. Recuerde que no importa si finalmente le creen o no le creen a usted o a un medio, lo importante es que la gente se sature y no crea en nada y crea en todo. Es decir que pierda cualquier referencia y le cueste distinguir lo verdadero de lo falso, lo real de lo irreal, lo confiable de lo que hay que desconfiar y triunfe nuevamente el individualismo, la desconfianza total y el sálvese quien pueda que son los baluartes de nuestro modo de vida Occidental y Cristiano.

  19. Si quiere quedar bien con las fuerzas vivas argentinas que defienden la Tradición, la Familia y la Propiedad, agregue de vez en cuando, según corresponda, los adjetivos calificativos del tipo “viuda”, “judío”, “montonero”, “piquetero”. Y no se olvide de siempre mezclar en un mismo texto palabras como “K”, “la caja”, “los narco”, “fascistas”, “nazistas”, “la cámpora” y otros pero no “el negraje” que es muy cursi, ni “es un escándalo” porque ya lo usó mucho Pino Solanas. Ah!, no use más “crispación” porque finalmente no dio resultado y usarla hoy sólo sirve para que algunos enceguecidos fanatizados manifiesten su Pasión por Cris o para promover un modelo de remeras. Siempre aproveche para remarcar que la gente que se moviliza a favor del gobierno lo hace por el chori, o porque los arrean en colectivos o los amenazan con represalias. Y los que escriben o hablan a favor del kircherismo, lo hacen porque son empleados, o por un buen sueldo -que para colmo pagamos todos. En todo caso muestre su lástima por ellos porque son manejados, porque son incultos, pero no diga que son descerebrados salvo que sea Ud. un intelectual reconocido por la Academia o por los Medios Libres e Independientes.

  20. Si Argentina recibe alguna sanción de EEUU o de organismos internacionales o está en alguna situación de conflicto con algún país, especialmente si este es central, no dude de qué lado ponerse. Si tiene dudas lea La Nación o Clarín o consulte con la cancillería norteamericana o inglesa. No consulte con la cancillería Israelí, el Moshad, la Cía o el FBI salvo que se lo recomiende Durán Barba. Y no dude en sacarse fotos o compartir conferencias con los lideres de la socialdemocracia europea, que tan buen trabajo hicieron en España, Grecia, etc.

  21. Y por sobre todas las cosas tenga muy presente que si a Argentina le va bien y mejoran los indicadores sociales y económicos, el actual gobierno, aún sin una re-re, seguirá ganando las elecciones. Por lo que si usted quiere que pierda, actúe en consecuencia.

  22. Por último, tenga en cuenta que de vez en cuando usted puede decir todo lo contrario a lo anteriormente expuesto y aparecer su texto en esos medios. Es muy de vez en cuando pero la oportunidad existe, pues sirve para mostrar que la prensa independiente es pluralista y son meras calumnias lo que se dice de ella, de su hegemonía, de sus controles y de su poder. Recuérdelo: los racistas no son racistas pues siempre tienen un amigo judío o negro. Y usted tiene un conocido pobre. ¿Lo tiene, no?

Anexo de ayuda argumentativo filosófica.

Si Ud quiere transformarse en un nuevo Grondona, o superarlo, dele a sus discursos o escritos un aura de sabiduría: siempre encontrará ejemplos históricos, especialmente griegos, para apoyar sus puntos de vista.

Por ejemplo, para demostrar que el gobierno no hace nada para combatir la inseguridad (la pobreza, la desocupación, la inflación, el problema del transporte, ponga usted el tema que quiera) apóyese en el filósofo griego Parménides, o mejor aún, en su discípulo, Zenón de Elea (490-430 antes de la era cristiana)que entre otras cosas afirmaron que el movimiento no existe y le viene al dedillo para demostrar la inmovilidad del gobierno sobre cualquier tema y de que siempre estará incapacitado para resolverlo.

Zenón lo demuestra de manera brillante, poniendo como ejemplo una carrera entre Aquiles, el más hábil guerrero y corredor, “el de los pies ligeros”, de la mitología griega, y una tortuga.

Como Aquiles está seguro de ganar, le da una gran ventaja inicial a la tortuga. Se larga la carrera y rápidamente Aquiles alcanza el lugar donde salió la tortuga, pero en ese período que tarda Aquiles en llegar, la tortuga ya recorrió un trecho. Y cuando Aquiles alcanza ese trecho, la tortuga ya recorrió otro poquito, y cuando Aquiles alcanza ese nuevo punto donde estaba la tortuga, la misma ya avanzó un poquito más y así hasta el infinito, de manera tal que Aquiles nunca alcanzará a la tortuga y perderá la carrera.

Así el gobierno, que se puede presentar como Aquiles, cuando quiere alcanzar la tortuga o sea resolver algún problema social o económico, primero de todo debe resolver la mitad del problema. Pero para resolver la mitad del problema deberá primero resolver la mitad de esa mitad, y luego la mitad de la mitad de la mitad y así sucesivamente y como así se puede llegar al infinito queda demostrado que no podrá hacer nada pues siempre tendrá que hacer algo antes.

Si tiene dudas o no entiende lo expuesto, busque en Internet y apóyese en otras paradojas similares, como por ejemplo la de la flecha:

En esta paradoja, se lanza una flecha. En cada momento en el tiempo, la flecha está en una posición específica, y si ese momento es lo suficientemente pequeño, la flecha no tiene tiempo para moverse, por lo que está en reposo durante ese instante. Ahora bien, durante los siguientes periodos de tiempo, la flecha también estará en reposo por el mismo motivo. De modo que la flecha está siempre en reposo: el movimiento es imposible.” (ver)

Use la imaginación y podrá demostrar que el gobierno nunca hizo nada ni podrá hacer nada. Y todos quedarán encantados con su erudicción. Si no le entienden, mejor aún, queda demostrado que sabe muchísimo más que ellos.

Y no se olvide del remate final, diciendo que ya Zenón de Elea previó el fin del kirchnerismo.

www.notasyantidotos.com.ar

Fernando J. Pisani

fjp2001@gmail.com

@fjp2001

Nota; el presente texto está inspirado en el muy buen artículo publicado en España, “instrucciones para un intelectual latinoAmericano que quiera escribir en El País” (diario de España muy apreciado por algunos círculos intelectuales y políticos de Argentina, especialmente cuando hablan mal de Argentina o de otros países y gobiernos latinoamericanos), escrito por Daniel Plotkyn (@danielplotkyn), publicado en

http://frecuenciaurbe.wordpress.com/2012/03/15/instrucciones-para-un-intelectual-latinoamericano-que-quiera-escribir-en-el-pais/#comments

Y reproducido por La República, España

http://www.larepublica.es/2012/03/instrucciones-para-un-intelectual-latinoamericano-que-quiera-escribir-en-el-pais/

clarinlanacion

Anuncios

"Gallego" Cal

Por Enrique “Gallego” Cal                                            

Ernesto:

No se porque, pero desde chico nunca me cerró la historia oficial de la Revolución de Mayo contada por Billiken.

Me costaba creer que Belgrano fuese ese sujeto débil y timorato tal como se lo graficaba, o que San Martin solo fuese un eximio andinista capaz de fajar a los españoles en algunas batallas. Mucho menos me cerraba el rol de French y Beruti, retratados como dos “buscas” entregando escarapelas a cambio de alguna donación.

Años después, el revisionismo histórico fundamentó mis dudas cuando supe quienes eran esos próceres, y que los presuntos “buscas” no eran tal cosa, sino mas bien se trataba de patriotas que, pistolón en la cintura, decidían en favor del bando patriota quien entraba y quien no al Cabildo. Y me pongo a pensar: ¿que hubiesen dicho Clarín y La Nación, Radio Mitre y TN de haber sido contemporáneos de  los sucesos de Mayo? Permitime imaginarlo: “Piqueteros agreden peatones” o “La patota revolucionaria impide sesión” o tal vez “Otro acto de prepotencia del futuro oficialismo”. Y me imagino a los Morales Solá y a los Nelson Castro de la época horrorizados y repudiando estos actos. Por suerte aun no existían los monopolios periodísticos y los patriotas solo tuvieron que lidiar con los realistas.

Comienzo con estos párrafos, Ernesto, de una manera sumamente antojadiza y tendenciosa. Como tus escritos. No creas que solo vos podes ser tendencioso en tus notas, yo también. Luego si querés podríamos discutir la tendencia de uno y otro.

Lo cierto es que tu nota en “Veintitrés”, titulada “¿Nunca menos?”, termina por colmar mi paciencia, sobre todo ese pretendido tono sociológico que intentas imprimirle a la nota y que creo que en el fondo, solo busca diferenciarte del resto de los empleados de Magnetto como el periodista del grupo con mas llegada a cierto sector progre que aun no decidió su voto. Bastante pobre.

Pero como te anticipé, se me antoja solamente refutarte algo de tu nota, y voy a apuntar a una parte de ella. Una en la que particularmente te consideras fuerte. Me voy a referir a “las bravuconadas de Guillermo Moreno y a la mentira oficial del INDEC”, como decís en tu escrito.

¿Cuál es tu problema con el INDEC Ernesto? ¿Acaso tenés estudios o elementos como para presentarte en un juzgado y denunciar a Moreno? ¿Quiénes te asesoran al respecto, los intachables de Broda y Melconian?

Cualquiera medianamente informado sabe que las mediciones del INDEC le han hecho ahorrar al país millones de dólares en concepto de deuda externa. Deuda que esta atada a los índices inflacionarios, por lo cual, medida de otras formas también veraces, la deuda no evoluciona como a tus empleadores le gustaría. Porque lamento informarte Ernesto, que no solo sos empleado del Grupo Clarín, sos indirectamente empleado de Goldman Sachs y otras empresas que tienen intereses en el crecimiento de  nuestra deuda externa, para ganar más dinero, sin importar si eso genera más pobres, mas indigentes y mas muertos.

Pero por supuesto que todo esto vos ya lo sabes, y por eso tus embestidas contra Guillermo Moreno. Por mandato de tus patrones, si, pero sobre todo porque el Compañero representa aquello a los que vos renunciaste: el patriotismo.

Estoy seguro que tu grupo debe haber investigado hasta el cansancio a Moreno. Desde micrófonos, espías, interceptarle comunicaciones, y todo lo que este a su alcance, ya lo han usado con el. Porque tienen los medios, la estructura, la gente y los intereses para hacerlo. Pero lamentablemente (para ustedes) no han podido encontrarle nada que lo comprometa. Por eso, día tras día, esa legión de socios de tu misma vergüenza, arremete una y otra vez turnándose o todos juntos, según la ocasión, contra Moreno. Como no existe forma de probarle un ilícito, entonces no les queda más que ir por sus modales.

¡Y que suerte para nosotros que tenga esos modales!

Lo prefiero millones de veces antes que esos pusilánimes y aprovechadores como Luis Juez, que siendo representante del Estado ante Papel Prensa (¿te suena esa empresa?) levantaba la mano y decía todo que si. Claro, hoy la mano vuelve y el contador de chistes profesional ha cimentado su campaña política gracias al Grupo y a lo que significa La Voz del Interior (¿sabes a que Grupo pertenece?) acá en Córdoba. Incluso vos, desde tu auto promocionado periodismo independiente  y actitud progre, contribuiste con tus notas a esa promoción. Si Ernesto, ayudaste a construir la (falsa) imagen de Juez, pero arremetes a diario contra quien protege los intereses del Estado.

Y esta bueno que hablemos un poco del Estado. Porque cuando Moreno va con guantes de box a Papel Prensa, no es para llevarse unos mangos a su bolsillo, es para que, mediante la justicia redistributiva, nos lo llevemos todos a nuestras casas. Cuando Moreno les grita a los representantes de las petroleras, es para que todos podamos acceder a la educación. Cuando golpea la mesa ante los supermercadistas, es para que muchos más puedan acceder a la salud. Cuando disciplina a los harineros, es para que otros accedan a la vivienda.

Cuando vos le pegas a Guillermo Moreno, lo haces con el único fin de asegurarte en cambiar el auto o engrosar tu cuenta bancaria, y de paso, para congraciarte y garantizarte el laburo ante tus jefes.

Y eso te esta matando por dentro Ernesto. Guillermo Moreno no esta a la venta y es fiel a sus convicciones. Vos hace rato vendiste tus convicciones, y solo sos fiel a tu billetera.

Seguramente dirás que no se puede comparar a Guillermo Moreno con French y Beruti. ¿Y por que no? ¿Qué crees que hubiese hecho Guillermo en 1810 o que harían aquellos “chisperos” hoy como representantes del Estado en Papel Prensa o como Secretarios de Comercio?

Claro que los tiempos han cambiado, y los funcionarios hoy no andan armados, pero a veces los modales deben ser los mismos. Es necesario ante tanto realista suelto.

Terminando Ernesto, permitime que te diga que, entre Mauricio Macri y vos, lo prefiero al del PRO. El no intenta venderme lo que no es. Esta clarísimo lo que es y los intereses que representa. Vos sos una quinta columna dentro de un espacio que aspira a vivir en otro país, pero que apoyo los cortes de ruta junto a la SRA y al MST y  que se escandalizó cuando Guillermo Moreno apareció con casco y guantes de box en el directorio de Papel Prensa.

Cuando vuelvas a criticar bravuconadas Ernesto, nunca olvides que trabajas para Magnetto, quien amenazó personalmente a la viuda de Graiver. Que trabajas para la apropiadora de hijos de desaparecidos de Noble. Que trabajas para Aranda, quien quiere inundar una provincia para beneficiar sus plantaciones de arroz. Que trabajas para Clarín, quien despide trabajadores por el solo hecho de ejercer su derecho a sindicalizarse. Que trabajas para la Goldman Sachs, que ayudó a empobrecer al Tercer Mundo y condenó a la muerte a millones de personas. Y no se puede ser el contador de Al Capone y creer que nada te salpica. Esos no son modales civilizados, Ernesto.

¿Y todavía te horroriza Guillermo Moreno?

¿Y seguís pensando que “Nunca menos” es una mala consigna?

Podría ser “No pasaran”. ¿Por qué no?

Aunque conozco una que seguro te gustará menos: “Ni olvido ni perdón”.

Articulo de Veintitres ¿Nunca menos?
                                                                                    E.T.

¡¡¡¡NUNCA MENOS!!!!