Tag Archive: Fernando Pisani


Justicia Argentina, ¿para todos o para pocos?

Fernando Pisani

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Fernando Pisani
fjp2001@gmail.com

La pregunta que nos debemos hacer es si las diversas posiciones sobre la democratización de la justicia apuntan a una justicia para todos o a una justicia para pocos; o mejor dicho aún, a una justicia de todos o a una justicia de pocos.

Y para evitar discusiones que obscurecen, o tomas de posición a favor o en contra del gobierno que impiden una reflexión algo más objetiva del problema y de sus soluciones, no hay nada mejor que alejarse del problema actual y verlo más lejos del lugar y del tiempo.

Como sabemos, la Constitución Argentina y por ende su concepción sobre la organización de sus poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, se basa en la Constitución Norteamericana y es bueno rastrear en ella elementos que nos permitan entender las bases de lo que pasa hoy en Argentina.

Cuando se elaboró la Constitución norteamericana, los llamados “Padres Fundadores” de la misma, eran terriblemente desconfiados y opuestos a la participación directa de la población en los asuntos del gobierno y si bien todos hablaban de democracia, se oponen a la misma como método de gobierno y la oponen a la república, que ellos defienden, es decir, prohibir y el gobierno del pueblo y por el pueblo y admitirlo sólo por medio de sus representantes.

 Así organizan el poder de la siguiente forma. Admiten sólo la elección directa de los representantes del pueblo, la Cámara de Representantes, pero como desconfían de qué puede salir de ella, ponen como contrapeso una Cámara de Senadores, sin cuya participación nada puede hacer la primera. Pero esos senadores no son elegidos en función del número de habitantes de cada estado, sino que estados chicos o grandes tienen la misma cantidad. Y para la elección de los mismos, ponen condiciones de manera que sean siempre elementos de la clase pudiente.

Para el Ejecutivo definen que tampoco el presidente se elegirá de forma directa por la población sino que se plantean un conjunto de mecanismos por los cuales se elegirán indirectamente pudiendo incluso no ser presidente el que resulte indirectamente el mas votado. Y por supuesto cuenta con el derecho al veto a lo resuelto por el parlamento.

 Naturalmente a todo esto se le agrega que se le impide votar a las mujeres, a los negros e incluso el número de habitantes de cada lugar no se cuenta por las personas que viven en él, sino que si en ese territorio viven pueblos originarios y no pagan impuestos, no se cuentan. Y los esclavos y negros, cuentan sólo tres de cada cinco.

Pero nada de esto les da tranquilidad. El famoso país modelo de la democracia instituye un Poder Judicial que no será elegido por el pueblo ni siquiera por esos mecanismos indirectos, sino puestos a dedo, con una característica: no podrán ser removidos y durarán hasta que se mueran o renuncien, y las posibilidades de destitución son remotas, al punto que nunca en EEUU se removió ningún juez de la corte suprema.

 Y allí no termina el asunto. Este poder no elegido por el pueblo, y que pronto se transforma en una especie de casta, termina teniendo un poder incluso superior a las cámaras legislativas y al propio presidente.

Pongamos un ejemplo: En EEUU ya se había prohibido la esclavitud en muchos Estados (allí las provincias se las llama estados). Pero por supuesto aún había traficantes de esclavos. Y tal era la impunidad y racismo existente, que un tratante de esclavos, reclamando al otro por el pago de esclavos que había vendido, recurre a la Corte Suprema. Esclavos, dicho sea de paso, que fueron entregados en el Estado de Mississipi donde estaba prohibida la importación de esclavos desde 1833 (esto ocurre en 1841). El problema que enfrentaba la Corte Suprema era: si los esclavos eran personas protegidas por la Constitución Estatal, ¿no debían aplicar la ley y liberarlos?. Pero el reclamaba el pago decía: no son personas, son objetos de mi propiedad y como tal deben regir las leyes del comercio y por ende sujetos a la legislación federal. ¿Y qué hizo la corte?. Como bien señala Clemente Valdés en una obra muy interesante,

Para evadir el problema la Corte resolvió de una manera incoherente que, aunque el contrato de compra venta era inconstitucional, no era ilegal y, por lo tanto, el comprador debía pagar el precio de los esclavos.”

Clemente Valdés (1) nos cuenta que esos casos culminan con la resolución dictada en 1857 por la Suprema Corte de los Estados Unidos en el asunto de Dred Scott, esclavo negro que con su familia había sido llevado por su dueño a un territorio del norte en donde se prohibía la esclavitud. Frente a esto la Corte declaró que una ley del Congreso expedida 37 años antes, en 1820, conocida como el Compromiso de Missouri, la cual prohibía la esclavitud al norte de la latitud 36° 30’, era inconstitucional. Demás está decir que frente a esta soberbia de la Corte no había muchas alternativas, más cuando azuzó a los estados gobernados por partidarios de la esclavitud. Y terminó todo en la guerra civil…

Al respecto, Abraham Lincoln, en su discurso al tomar posesión como presidente de los Estados Unidos el 4 de marzo de 1861, decía:

si la política del Gobierno sobre las cuestiones vitales que afectan a todo el pueblo va a ser fijada irrevocablemente por decisiones de la Suprema Corte, en el instante en que así se hace en litigios ordinarios entre partes en acciones personales, el pueblo habrá dejado de ser su propio amo, al renunciar prácticamente a su Gobierno para dejarlo en manos de ese eminente tribunal”

Cuando hoy se analizan por ejemplo los fallos de jueces a favor de Clarín y en contra de una ley votada por los representantes del pueblo, debe admitirse que no es algo inventado por la “justicia” argentina. Por ejemplo el caso de una ley del Estado de Nueva York que prohibía que los trabajadores de los hornos de las panaderías trabajaran más de 10 horas diarias. ¿Qué hizo la Corte Suprema: declaró inconstitucional dicha ley. Y así siguió la Corte defendiendo abusos contra los trabajadores, entre otras amparándose en el principio de la “libertad de contrato”.

Y hay innumerables casos absolutamente escandalosos de este país modelo de la democracia. Por poner un ejemplo la Corte convalida

fraudes tan escandalosos como los de las tierras del Yazoo que comprendían la mayor parte de los territorios que forman lo que son actualmente los Estados de Alabama y Mississippi, las cuales fueron vendidas a un precio ridículo por la legislatura del Estado de Georgia después que todos los legisladores de ese Estado, excepto uno, fueron sobornados para aprobar el fraudulento contrato. La legalidad de ese fraude fue convalidada por la opinión del Jefe de Justicia John Marshall, quien invocando el principio que prohibe “impair of obligations of contracts”, es decir, anular o disminuir las obligaciones de los contratos, a pesar de las confesiones de los legisladores cuyos votos habían sido comprados, sostuvo que sería “indecente” entrar a juzgar las razones del voto de los legisladores. Esta curiosa opinión de Marshall fue apoyada por todos sus colegas en esa Suprema Corte en el caso Fletcher v. Peck. Es también la época en que se legalizan algunos de los mayores despojos en contra de los indios para quitarles sus tierras, especialmente en los casos de los cherokees resueltos en 1823, y además se dictan algunas de las más inmorales resoluciones a favor de los grandes especuladores” (1)

                                    El dibujo es de Freddy, del diario La Capital

Cualquier similitud con las conductas de la justicia argentina no es mera casualidad y no cansaremos con una larga lista de iniquidades. Sólo señalemos al pasar que la Suprema Corte argentina convalidó todos los golpes de estado de argentina y los legitimó.

La pregunta que nos debemos hacer es: ¿Es necesario para nuestra sociedad cambiar cómo se estructura y funciona la Justicia? ¿Está bien cómo se eligen los jueces? ¿Está bien que sean prácticamente eternos? ¿Deben tener el poder de que cualquier juez dicta una cautelar contra una decisión de los otros dos poderes, que justamente son los únicos elegidos por el pueblo, y su resolución sea indefinida en el tiempo? Y no hablemos de Clarín, sin ir muy lejos hay una cautelar a favor del diario La Nación que lleva más de diez años. Curiosamente los socialistas de Binner que se oponen a la limitación del tiempo de las cautelares, gobiernan una provincia donde una cautelar no puede tener más de 90 días…

¿Debe ser una especie de casta el Poder Judicial? ¿Hay que democratizarlo? ¿Pueden existir causas que duran diez o veinte años en resolverse, justamente porque es la manera de proteger intereses de poderosos o sus propios intereses o de sus conocidos?

Por otro lado, la Justicia argentina, con honrosas excepciones, es una Justicia no sólo ineficaz, exageradamente lenta, injusta muchas veces y en cierta manera buena parte de ella racista y prejuiciosa , sino que también es onerosa, es cara, por lo que la mayoría de la población no puede recurrir a ella para derimir sus diferencias o defenderse.

Quienes hoy se oponen a modificar aspectos de la Justicia en realidad están defendiendo una corporación, la judicial, con sus privilegios y fundamentalmente su toma de posición a favor del status quo y los poderosos y su impunidad garantizada por su permanencia en el cargo si tienen “buena conducta” (y ya sabemos lo que entienden por buena conducta, para ellos fue bueno apoyar a los golpes de estado, expropiar de tierras a sus legítimos dueños, etc, etc).

 Por supuesto que ninguno de los tres proyectos de ley resuelven los problemas fundamentales de la Justicia argentina. Son pequeños pasos en cambios pequeños. Y sí a pesar de ser pequeños los cambios se levanta tan polvadera en defender una justicia de pocos, imaginémosnos qué pasaría si se hubieran planteado cambios más profundos.

 Pero por más que sean pequeños los cambios son muy importantes, en primer lugar porque ponen en centro del debate una institución que siempre ha permanecida impune y con una falsa imagen de equidistancia, con importantes grados de corrupción, partícipe necesaria de los momentos más atroces de la historia argentina y también partícipe necesaria de la impunidad por ejemplo con que se mueven las mafias del narcotráfico.

 Es importante remarcar que no todos los jueces o partícipes del Poder Judicial avalan la conducta antidemocrática y defensora de privilegios e injusticias que ha tenido el Poder Judicial en los últimos ciento cincuenta años, por poner una fecha. Muy demorados y con contradicciones, pero realizados al fin, los Juicios a genocidas son ejemplos para todo el mundo. Y no hubieran sido posible no sólo sin un gobierno nacional que los hubiera estimulado para llevarlos hasta las últimas instancias, sino sin fiscales y jueces que se apartaran de la conducta genuflexa. Ni estos cambios existirían si no existiera en la propia justicia sectores de la misma que quieren hacerlos.

Es cierto que tal vez en este artículo  se mezclan las conductas de los jueces con la Institución, y se está criticando no sólo a los jueces sino también a la institución. Pero ocurre que no puede ser de otra forma en la medida que la propia institución “Justicia” no ha puesto nunca distancia con las conductas más aberrantes de jueces comunes y jueces “Supremos”, ni ha repudiado o separado de sus cargos a quienes avalaron gobiernos golpistas y genocidas. Por el contrario, abogados, fiscales y jueces coinciden “entre bueyes no hay cornadas”, “hoy por ti, mañana por mi”

 Y es de notar que sabiendo lo que es la justicia argentina, que se arroga privilegios -el no pago del impuesto a las ganancias es uno de ellos-, su ineficacia, su onerosidad,  y los robos “legales” y crímenes que ha avalado o legalizado o coparticipado, jamás antes el Poder Legislativo ni el Poder Ejecutivo se plantearon hacer una reforma del Poder Judicial. Es más, contribuyeron a su impunidad.

Justamente lo importante que está haciendo este gobierno de Cristina Fernández, más allá de las propuestas concretas de cambio, es abrir el camino hacia una reforma y democratización del Poder Judicial. Y hablar de aquello que jamás se habla. En cambio los que hoy critican estos pequeños cambios siempre, desde que estuvieron en el poder o en la oposición, no hicieron nada por cambiar las aberraciones del Poder Judicial ni se plantearon reformarlo. incluso falta el estudio para ver cuánto de la violencia cotidiana que hay hoy, inclusive el feminicidio, no tiene que ver con la propia justicia y su absoluta ineficacia, cuando no parcialidad a favor del más fuerte.

 No es un tema fácil propiciar un cambio para bien de la Justicia. Llevar a que los jueces surjan de una votación como un diputado puede ser peor el remedio que la enfermedad (cosa que el gobierno no está proponiendo, dicho sea de paso), pero así las cosas no pueden seguir. O la justicia  se autoreforma y se autopurga, para evitar seguir siendo el último bastión de la reacción, del status quo y de los grandes privilegios, y pase a ser realmente Justicia, o la sociedad deberá pensar en medidas más incisivas para que los jueces dejen de ser una especie de casta privilegiada e impune y entiendan que necesitamos una justicia de todos y para todos y todas.

Rosario, 22 de abril de 2013

  1. “Marbury vs. Madison. Un ensayo sobre el origen del poder de los jueces en los Estados Unidos”. Clemente Valdés

Santa Fe: para el FAP – Socialismo los Docentes somos tropa sin Derecho a Opinar

 

Por Fernando Pisani

Desde que asumió la gobernación santafesina, el Frente Amplio Progresista (resumido aquí como socialismo santafesino o de Binner), trató por todos los medios de mantener la política educativa neoliberal que dio origen a la Ley Federal de Educación (LFE), que entre otras cosas atacó a las Escuelas Técnica y eliminó sus títulos técnicos, bajó la presencia real de materias como Historia, Naturales y eliminó en las escuelas medias las carreras de Perito Mercantil, Comercial y una gran variada oferta de bachilleratos especializados.

A pesar de que logramos eliminar la LFE en el 2006, que desde el 2005 tenemos la Ley nacional de Educación Técnico Profesional que repone las escuelas técnicas y los títulos técnicos, y da recursos ($$) para equipamiento, capacitación y todo lo que se necesite, NADA se hizo bajo Binnerque mantuvo los planes de estudio de la LFE con todo lo destructivo que significó para la educación de aquí y de todo el país la política educativa de los noventa. Recordemos que la LFEfue aprobada por unanimidad por el menemismo, los radicales y los socialistas. Y mientras que el peronismo bajo Kirchner y algunos sectores socialistas disidentes se rectifican y votan a favor de la ley que reclamábamos las Escuelas Técnicas, los radicales y socialistas votan en contra.

Perdieron esa votación, pero como son tan republicanos, democráticos y progresistas, se negaron de hecho a realizar los profundos cambios necesarios. En vez de aplicar las nuevas leyes educativas, siguen manteniendo lo mismo.

Luego el socialismo gana de nuevo la provincia y en vez de Binner está Bonfatti, que se ve obligado por acuerdos con las demás provincias y Nación a implementar las leyes, pero lo hace manteniendo la misma política que tanto daño ha hecho al sistema educativo y en particular a las Escuelas Técnicas

Es así que el 12 de noviembre sale en el diario La Capital un articulo mío, donde frente a la problemática de la validez nacional de los títulos, afirmo que aquellos títulos que eliminó la LFE y que eran importantísimos no sólo para las escuelas que los tenían, sino básicamente para nuestros alumnos y para un modelo de provincia y país más justo, que se sustente por sí mismo integrando y no marginando, no sólo no tienen validez nacional sino que ni siquiera tienen validez provincial.

Es decir, Santa Fe, por decisión primero de Adriana Cantero bajo Obeid (primera gestión luego de la ley de ETP, 2 años), de Binner / Elida Racino (4 años) y ahora de Bonfatti / Letizia Mengarelli (para 2 años) SIGUE CENSURANDO, IMPIDIENDO, PROHIBIENDO que en Santa Fe estén los títulos Técnico Mecánico, Técnico Electricista, Técnico Electromecánico, Técnico en Aire Acondicionado y Refrigeración, entre otros, pues son muchos más. E inclusoamplío ahora, se niegan a implementar títulos nuevos que muchos pensamos que tienen futuro y que están reconocidos por Nación, como Técnico en Mecanizado Agropecuario.

También cuestiono en ese artículo que, siguiendo a la concepción neoliberal de la educación, se baje la carga horaria de los talleres y que los alumnos vean recortadas más de 200 hs de la carga horaria que antes tenían los talleres, lugar donde no sólo aprenden la práctica, sino que realizan la síntesis de la teoría y de la práctica.

Sobre los títulos que hoy tienen las escuelas, que sí tienen validez nacional, digo:

¿Entonces, qué títulos otorgan las escuelas hoy?: los títulos técnicos que nos concedieron a las escuelas bajo la LFE, con los planes de estudio de la LFE y con la aprobación provincial y validez nacional que se consiguieron bajo la gestión de Carola Nin (2004-2005) y que hoy han sido reconvertidos con nuevos trámites pero sin cambiar la base de la LFE. Con planes de estudio que las escuelas deben hacer malabarismo para formar un buen técnico a pesar de ellos.”

Cuestiono que no hay una participación real de las escuelas y aclaro:

“Cuando docentes y directivos de escuelas técnicas piden participar en la elaboración de los planes de estudio, no es meramente un capricho o una exigencia personal de ser tenido en cuenta en función de un discurso democrático. No. Es en primer lugar y por sobre todo un ejercicio de responsabilidad.

“Esos directivos y docentes saben que en definitiva quien da la cara es la propia escuela. Que los que están en el gobierno de turno pasan y las escuelas y docentes quedan. Que son los estudiantes quienes pagan las consecuencias de decisiones que en un primer momento parecen sin mayor trascendencia (…).

“Los talleres son la columna vertebral de la escuela técnica. Su jerarquización o su desjerarquización implica con claridad qué tipo de escuela técnica se quiere, qué tipo de técnico quiere la provincia de Santa Fe que promuevan dichas escuelas. Si será un título buscado, reconocido o si será un título de segunda o incluso despreciado por las empresas, como lo hacen hoy con el Polimodal.

“Las escuelas comprometidas con su identidad y su historia, sus directivos, sus docentes, saben lo que es necesario para formar un buen técnico, una buena técnica. Sería bueno que se las escuchara y aceptaran sus sugerencia”

Pero el socialismo debe pensar que las escuelas somos su cuartel y nosotros sus soldados rasos.

Al poco rato de conocido ese artículo, una escuela donde trabajo recibe un llamado del Ministerio para que me ordenen que debo ir allí el viernes: sin aclarar motivo ni con quién debo verme. Cuando me entero de la cita hablo para decir que no puedo ir ese viernes porque tengo examen.

El lunes aparece en la escuela el Supervisor con una carta al Director de la misma, ordenándole que tome las medidas oportunas porque “el profesor Fernando Pisani del establecimiento a su cargo debe presentarse el día 21 del corriente a las 9 hs en la Delegación de la Región VI del Ministerio de Educación”

En ningún momento me aclaran para qué es la citación ni con quién debía verme.

Cuando concurro me llevan a una oficina donde está la Directora Provincial de Asuntos Legales y Técnicos (María Verónica Gañan), -una abogada-; la “Coordinadora Pedagógica” de la región de Rosario (Susana Copertari) y alguien que llevaría el registro de todo lo que allí se diría.

Toma la palabra la abogada y luego de presentarse ella y su compañera política, lo primero que me dice es: “Usted está aquí por el artículo que sacó en el diario La Capital. ¿Rectifica o ratifica sus dichos allí?”

Le responde que por supuesto todo lo que dice allí es lo que pienso y lo ratifico.

Esto da lugar a que la abogada realice una andanada de críticas y prohibiciones. Que lo que yo afirmaba era falso, que confundía a padres y alumnos, que era peligroso, que destruía la confianza de las escuelas, que dañaba a las escuelas, que no tenía derecho a hablar de esos temas y menos aún en un momento de incertidumbre sobre la validez de los títulos y las críticas que se estaban haciendo a la reforma curricular, que era un ignorante, un irresponsable, que como funcionario público (¿?) no puedo hablar de esos temas, etc, etc (dicho sea al pasar, allí me enteré que los docentes somos funcionarios públicos ¿?)

Y si allí mismo no tomaron contra mi alguna medida ejemplificadora no es simplemente porque le dije que las ignorantes eran ellas, las que dañaban a las escuelas eran ellas desde la LFE en adelante, y que las que realizaban afirmaciones falsas eran ellas, sino que ni siquiera sabían leer porque no habían leído bien mi artículo.

No pudieron tomar -al menos por ahora- una medida más drástica conmigo más allá de ese apriete y la amenaza futura, no porque dije esas cosas sino porque se las demostré, y aunque no lo reconocieron abiertamente, se dieron cuenta que estaban en terreno resbaloso y no podían sostener sus principales acusaciones, lo que quedó en evidencia en la redacción que hicieron del Acta, donde se cuidaron muy bien de NO PONER todas sus afirmaciones iniciales contra mí, sus prohibiciones (y mis respuestas) y se contentaron con “marcarme” que debo cuidarme de lo que escribo y que estaban muy preocupadas de que yo no asumo mi responsabilidad como docente, llevando inquietud a los alumnos (obvio, los alumnos compraron el diario antes de entrar en la escuela y leyeron mi articulo y se inquietaron y rápidamente se comunicaron con el Ministerio para avisarles que estaban inquietos con mis opiniones, que el Ministerio hiciera algo. Y como el Ministerio siempre escucha a los alumnos, tomó cartas en el asunto para defenderlos…)

Agradezco todas las muestras de afecto y solidaridad, entre las cuales están estas dos caricaturas que incluyo en esta nota, para ponerle algo de humor a un tema que al menos para mi no lo tiene.

Entre los llamados solidarizándose que recibí, los hubo de quienes saben cuestiones legales y me ofrecieron su ayuda. Me dijeron que yo podría haberme negado a concurrir por no estar especificado el motivo y con quién. También que podría haberme negado a declarar nada. Y por último que no escriba mucho así no pueden agarrarse de nada.

Pero ocurre que lamentablemente yo soy yo.

Creo que deben terminar estas actitudes patoteriles, apretadoras, de la soberbia del que alcanza un puesto de poder para el que ni siquiera fue votados y sí puesto a dedo.

Porque también me enteré en estos pocos días por mensajes recibidos o leídos en redes sociales que son muchos los que reciben presiones y amenazas veladas o no tan veladas por parte de la gestión “socialista”, incluso directivos. Y que las sufrieron sin que trasciendan. Parece que esta gente está cebada.

También me dijeron que no importa si en lo que yo digo tengo razón o no: ellos no pueden coartar mi libertad ni pueden hacer lo que hicieron. Lo admito, es una aberración, una práctica inquisidora, común al cuartel, a una iglesia intolerante o al patrón de estancia que no admite al peón como su igual aunque le exige ir a sus piquetes. Pero ocurre que ADEMÁS, lo que yo digo es así, yo tengo razón y no ellos, que lo que pretenden es negarlo u ocultarlo.

Algún compañero me dijo que le parecía que ellos para tomar medidas disciplinadoras se basan en una ley o decreto que se hizo bajo una dictadura militar y que aún está vigente en Santa Fe. Si es así, peor para ellos.

El socialismo tiene una larga historia de haberse beneficiado de épocas infames, de épocas de proscripciones, de haber dado apoyo y legitimado a Golpes de Estado como la revolución fusiladora del 55. Recuerdo que cuando luchábamos contra Onganía el Intendente puesto por él era del Partido Socialista Democrático. Pero siempre supuse que habían cambiado.

Pero parece que en eso sí me equivoqué: no sería extraño que para tomar represalias contra voces opuestas a las suyas se amparen en normativas que hoy no deberían existir.

Y termino repitiendo algo que dije en otro escrito: algunos medios me preguntaron cómo seguiría eso, si habría sumario, sanción, etc, a lo que les dije que no lo sabía pues jamás se saben de esas cosas hasta que está muy avanzado todo. Pero que tampoco me preocupaba ni me sentía perseguido.

Además, al haber tomado estado público deberían meditar bien en su balanza costos y beneficios. Si bien en lo personal/laboral podrían hacerme algún daño, sería un daño individual y el daño peor lo vienen haciendo con nuestros alumnos desde 1993 a la fecha.

Además yo no soy una pobre víctima ni me asumo como víctima: soy conciente de lo que hago y de los riesgos de lo que hago. A veces se gana, a veces se pierde, pero hay algo que nunca perderé ni podrán arrebatarme con ninguna medida disciplinaria y que es la dignidad.

Fernando J. Pisani

fjpisani@gmail.com.ar

www.intercol.org.ar/fjpisani

Nota 1: Sé que al criticar al socialismo estoy siendo injusto con muchos socialistas (o radicales) que no comulgan con estas prácticas del binnerismo. No pretendo poner a todos en una bolsa, pero también sería bueno que sean ellos quienes también marquen las diferencias con lo que no consideran correcto.

Nota 2: Lo más grave de esta nueva reforma curricular que está implementando el FAP-socialismo, es el grado de improvisación y desprecio por los problemas reales no sólo de las escuelas, sino fundamentalmente de los aprendizajes (o ausencia de ellos) de los alumnos y alumnas. No hubo en estos 8 años un proceso colaborativo con las escuelas para detectar por qué los alumnos no aprenden cuestiones que deberían saber y deficiencias que se viene arrastrando desde hace años. Ni hubo capacitación específica para los cambios curriculares y la precariedad con que se hacen las cosas es tal que hay docentes que ni siquiera saben qué van a tener que dar o si perderán horas. Y se le está largando el peso de estos cambios que traumatizan a las escuelas a los directivos sin que haya mediado un buen plan coordinado y consensuado: es que se han dedicado a hacer la plancha todos estos años, total los desastres de las políticas educativas se perciben a los años y entonces ya otros deberán levantar el muerto o, como suele suceder, seguirán pasos similares no jugándose por las escuelas y los alumnos y alumnas y sus aprendizajes.

Para más detalles:

Los que se interesen en conocer más detalles de lo ocurrido y profundizar el tema (y tengan paciencia en leer) les recomiendo tres escritos:

  1. El artículo “Las escuelas técnicas”, mi crimen inicialhttp://www.intercol.org.ar/fjpisani/las_escuelas_tecnicas_talleres_validez_de_titulos.html

    http://www.lacapital.com.ar/opinion/Las-escuelas-tecnicas-20121112-0016.html

  1. Un texto donde relato cómo se produjeron los principales hechos desde que fui obligado a ir incluyendo el acta que tuve que firmar: “Sobre la manera de proceder el socialismo cuando un docente saca un artículo en el diario cuestionando su política respecto a las Escuelas Técnicas (con la esperanza de que no cometan el mismo “error” en el futuro)”

http://www.intercol.org.ar/fjpisani/socialismo_santafesino_en_educacion_mostrando_su_verdadera_cara_frente_a_los_cuestionamientos.pdf

3) Un texto donde trato de esbozar una hipótesis de por qué ocurrió esto e incluyo cuestiones de lo que pasó en esa apretada que no está en el anterior: “La inoperancia y el apriete: la verdadera cara del socialismo de Binner y “cia” Apriete a un docente por publicar una nota criticando la política socialista con respecto a las Escuelas Técnicas”

http://artepolitica.com/comunidad/la-inoperancia-y-el-apriete-la-verdadera-cara-educativa-del-socialismo-de-binner-y-cia/

Sobre este último, agradezco a la gente de ArtePolítica que lo hayan publicado, pues mi sitio es pequeño y poco visitado, en cambio allí tendrá alcance nacional.

También pueden consultarse los dos comentarios que sacó el diario La Capital, un día en su web y el otro el día en su edición en papel y web

http://www.notasyantidotos.com.ar/

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/Educacion-llamo-la-atencion-a-un-profesor-que-opino-en-el-diario-sobre-las-escuelas-tecnicas-20121123-0036.html

Y demás está decir que agradezco a los sitios que publiquen este texto o lo divulguen

Gracias a todos y todas. Fernando

Recomendaciones para políticos e intelectuales que quieran tener prensa en  La Nación, Clarín y medios relacionados

 

 

por  Fernando J. Pisani
  1. Sus declaraciones o análisis nunca deben perder de vista que todo lo que está mal es culpa del gobierno nacional; que todo lo que está igual, está peor; y que todo lo que está bien en realidad es una ilusión producida por el relato oficialista.

  2. Recuerde siempre que si el gobierno nacional hace “Blanco” va a estar mal. Si hace “Negro” también va a estar mal y si hace “Gris” o “Color” incluso va a ser peor. Y si no hace nada es responsable por no hacer “Blanco”, “Negro”, “Gris” o “Color”

  3. No olvide señalar que cualquier medida del gobierno nacional va a ser inflacionaria o va a crear más inseguridad. Y si no tiene nada que ver con la inflación y la inseguridad, con más razón crearán más inseguridad e inflación.

  4. Resalte que atrás de toda medida lo que hay en realidad es autoritarismo, populismo y corrupción. Y que se apoya en lo peor del peronismo. (Si usted es peronista anti K puede cambiarlo por un “que traiciona al peronismo”)

  5. Ponga de manifiesto que la medida que está analizando perjudica a las provincias, a los trabajadores, a los jubilados y va a incrementar la pobreza y agravar la crisis económica.

  6. Si está refiriéndose a un tema económico no se olvide de señalar que la medida cuestionada aísla a Argentina del mundo, crea inseguridad jurídica, asusta a inversionistas y que provocará -o mejor aún, profundizará- una gran crisis.

  7. Si el Parlamento aprueba alguna ley mandada por el Ejecutivo ello demuestra la destrucción de las instituciones que propicia el oficialismo y que el parlamento es una mera escribanía del Poder Ejecutivo. Si le dicen que el parlamento muchas veces vota en contra, como por ejemplo con la 125, puede optar por dos respuestas según sea un moderado o de izquierda: a) La dignidad y honradez de los legisladores ha triunfado sobre la corrupción b) Insista en lo mismo y diga que en igual es una escribanía del Ejecutivo, ¿o acaso Cobos no pertenecía al Ejecutivo?

  8. Si la Justicia llega a fallar a favor de algo en que esté implicado el gobierno o algún funcionario o ex funcionario, es el mejor ejemplo del sometimiento de la Corte y de la corrupción de los jueces. Si le ponen ejemplos contrarios o le señalan jueces procesistas, reaccionaros, conservadores, ultraclericales o vinculados a los factores de poder de Argentina extra electorales, reivindique la independencia de la Justicia y póngalos como ejemplos de jueces probos y buenos padres -o madres- de familia. Perdón, diga sólo padres.

  9. Cuando se refiera a la realidad hable desde el optimismo y recuerde que siempre antes estuvimos mejor y que en el futuro nos va a ir mejor si el gobierno actual no está más. Si en el presente alguna gente piensa que estamos mejor que años atrás ello se debe a que han comprado el relato oficialista o un plasma.

  10. Insista que siempre que nos fue mal se debió a que el Estado intervino en la economía. Para que nos vaya mejor hay que dejar que el mercado regule libremente todo. Y reitérelo afirmando que la Historia Argentina así lo demuestra. Y no se preocupe con que la historia muestra otra cosa, total esa historia no se enseña nunca en la escuela ni en ningún lado.

  11. Ponga ejemplos de otros países que les está yendo mucho mejor que Argentina, o son más ricos y más poderosos porque no tienen caudillismo ni populismo (no aclaren que los principales de ellos se enriquecieron saqueando al mundo y lo siguen haciendo). Si en realidad en los países de su ejemplo les está yendo peor no se confunda e ignórelo: Ud sabe que a los sectores que ud. representa les está yendo mejor.

  12. Defienda la Prensa Libre y estigmatice a los que hablan de “medios hegemónicos”. Aquí el único que tiene medios hegemónicos es el gobierno, que hace cadenas nacionales y tiene a 678, Duro de Domar y el conglomerado de cinco programas de Víctor Hugo Morales.

  13. Si realiza afirmaciones o acusaciones muy fuertes, no se olvide de citar las fuentes así: “según dijo alguien vinculado al entorno (presidencial, ministerial, lo que corresponda)..”, “como todos saben”, “está demostrado que”. Si luego se demuestra que esas acusaciones eran pura falsedad no se amilane: acúselos nuevamente ya que si han tenido de salir a desmentir, algo habrá. Y si la justicia falla en contra de sus acusaciones, sólo demuestra que la justicia es corrupta.

  14. Si habla de datos económicos no se olvide de cuestionar al INDEC y reafirme que todo va en tobogán al desastre tal cual lo muestran estudios realizados por reconocidos especialistas o reconocidas empresas o instituciones de investigación. No es necesita decir cuales, pues ya son re conocidas.

  15. Si Ud, quiere transformarse en un referente estrella realice afirmaciones del tipo: “El autoritarismo de Moreno está destruyendo la economía del país y nuestra vinculación con el extranjero, y el mejor ejemplo de ellos es la dificultad para conseguir juguetes eróticos importados” (ver “Crece la preocupación de empresarios por la posible faltante de..”) Y si se anima, ponga como ejemplo cómo ese proteccionismo perjudica a los consumidores y cuente cómo se le desinfló la muñeca erótica de industria nacional que estaba usando, o la patada que le dio el vibrador de industria nacional. O peor aún, que dejó de vibrar justo justo en ese momento clave. El proteccionismo traba la libre competencia y sin ella la industria nacional es mala (no responda si le dicen con sus planteos la industria no será mala porque no existirá, como ya ocurrió, son discusiones que no llevan a ningún lado)

  16. Si quiere instalar miedo o crear desconfianza, no realice afirmaciones directas. Recuerde que en las películas el terror no está en ver el monstruo sino en imaginárselo. Así por ejemplo consiga que un periodista le haga preguntas del tipo “ud. cree que llevarán armas”, “usted piensa que meten la mano en la lata”, “¿usarán los fondos tales y cuales para comprar votos?”, etc a lo cual ud. debe responderle “¿Y a usted le quedan dudas?” o haga esos silencios expresivos que dicen más que si hablase. Y si lo que va a decir es un bolazo total, que dice por el bien de la Patria, y que éticamente está justificada por la Iglesia y la tradición como “Mentira Piadosa”. no se olvide de anteponerle un “se cree”, “dicen”, “podría”, “es probable que” y similares, de esa manera usted en realidad no miente, es la gente la que saca mal sus conclusiones.

  17. Puede criticar algo a los manejos policíacos, a la bonaerense, a la Federal, a la participación policial en hechos delictivos o violentos, pero sólo para criticar al gobierno nacional que es el causante de todo ello, pero no critique mucho a las fuerzas de seguridad: es escupir al techo, pues mañana si sus sueños de gobierno se concretan las va a necesitar. Ya lo sabe: su partido o grupo político/económico de referencia siempre necesitó la mano dura.

  18. Participe de las agendas que establecen los medios defensores de la Democracia Libre (la del mercado libre), especialmente cuando las mismas se proponen el patriótico objetivo de crear inseguridad, miedo, sospechas, mal humor social y para desprestigiar a algún funcionario y por elevación a la presidente. No importa que luego esos temas desparezcan porque eran un bluff, una bravata o un farol. Lo importante no es el tema en sí, sino lo que queda en sensaciones, en desconfianzas y desánimos. Mañana la agenda se renovará con igual metodología. Y si el hecho real existió actúe como un bulldog, muerda y no suelte la presa y haga la máxima cantidad de extrapolaciones posibles aunque sean forzadas y exageradas hasta lo increíble: siempre algo queda. Y constantemente lo podrá sacar a relucir para demostrar que este gobierno es lo peor que le ha pasado a los argentinos. Recuerde que no importa si finalmente le creen o no le creen a usted o a un medio, lo importante es que la gente se sature y no crea en nada y crea en todo. Es decir que pierda cualquier referencia y le cueste distinguir lo verdadero de lo falso, lo real de lo irreal, lo confiable de lo que hay que desconfiar y triunfe nuevamente el individualismo, la desconfianza total y el sálvese quien pueda que son los baluartes de nuestro modo de vida Occidental y Cristiano.

  19. Si quiere quedar bien con las fuerzas vivas argentinas que defienden la Tradición, la Familia y la Propiedad, agregue de vez en cuando, según corresponda, los adjetivos calificativos del tipo “viuda”, “judío”, “montonero”, “piquetero”. Y no se olvide de siempre mezclar en un mismo texto palabras como “K”, “la caja”, “los narco”, “fascistas”, “nazistas”, “la cámpora” y otros pero no “el negraje” que es muy cursi, ni “es un escándalo” porque ya lo usó mucho Pino Solanas. Ah!, no use más “crispación” porque finalmente no dio resultado y usarla hoy sólo sirve para que algunos enceguecidos fanatizados manifiesten su Pasión por Cris o para promover un modelo de remeras. Siempre aproveche para remarcar que la gente que se moviliza a favor del gobierno lo hace por el chori, o porque los arrean en colectivos o los amenazan con represalias. Y los que escriben o hablan a favor del kircherismo, lo hacen porque son empleados, o por un buen sueldo -que para colmo pagamos todos. En todo caso muestre su lástima por ellos porque son manejados, porque son incultos, pero no diga que son descerebrados salvo que sea Ud. un intelectual reconocido por la Academia o por los Medios Libres e Independientes.

  20. Si Argentina recibe alguna sanción de EEUU o de organismos internacionales o está en alguna situación de conflicto con algún país, especialmente si este es central, no dude de qué lado ponerse. Si tiene dudas lea La Nación o Clarín o consulte con la cancillería norteamericana o inglesa. No consulte con la cancillería Israelí, el Moshad, la Cía o el FBI salvo que se lo recomiende Durán Barba. Y no dude en sacarse fotos o compartir conferencias con los lideres de la socialdemocracia europea, que tan buen trabajo hicieron en España, Grecia, etc.

  21. Y por sobre todas las cosas tenga muy presente que si a Argentina le va bien y mejoran los indicadores sociales y económicos, el actual gobierno, aún sin una re-re, seguirá ganando las elecciones. Por lo que si usted quiere que pierda, actúe en consecuencia.

  22. Por último, tenga en cuenta que de vez en cuando usted puede decir todo lo contrario a lo anteriormente expuesto y aparecer su texto en esos medios. Es muy de vez en cuando pero la oportunidad existe, pues sirve para mostrar que la prensa independiente es pluralista y son meras calumnias lo que se dice de ella, de su hegemonía, de sus controles y de su poder. Recuérdelo: los racistas no son racistas pues siempre tienen un amigo judío o negro. Y usted tiene un conocido pobre. ¿Lo tiene, no?

Anexo de ayuda argumentativo filosófica.

Si Ud quiere transformarse en un nuevo Grondona, o superarlo, dele a sus discursos o escritos un aura de sabiduría: siempre encontrará ejemplos históricos, especialmente griegos, para apoyar sus puntos de vista.

Por ejemplo, para demostrar que el gobierno no hace nada para combatir la inseguridad (la pobreza, la desocupación, la inflación, el problema del transporte, ponga usted el tema que quiera) apóyese en el filósofo griego Parménides, o mejor aún, en su discípulo, Zenón de Elea (490-430 antes de la era cristiana)que entre otras cosas afirmaron que el movimiento no existe y le viene al dedillo para demostrar la inmovilidad del gobierno sobre cualquier tema y de que siempre estará incapacitado para resolverlo.

Zenón lo demuestra de manera brillante, poniendo como ejemplo una carrera entre Aquiles, el más hábil guerrero y corredor, “el de los pies ligeros”, de la mitología griega, y una tortuga.

Como Aquiles está seguro de ganar, le da una gran ventaja inicial a la tortuga. Se larga la carrera y rápidamente Aquiles alcanza el lugar donde salió la tortuga, pero en ese período que tarda Aquiles en llegar, la tortuga ya recorrió un trecho. Y cuando Aquiles alcanza ese trecho, la tortuga ya recorrió otro poquito, y cuando Aquiles alcanza ese nuevo punto donde estaba la tortuga, la misma ya avanzó un poquito más y así hasta el infinito, de manera tal que Aquiles nunca alcanzará a la tortuga y perderá la carrera.

Así el gobierno, que se puede presentar como Aquiles, cuando quiere alcanzar la tortuga o sea resolver algún problema social o económico, primero de todo debe resolver la mitad del problema. Pero para resolver la mitad del problema deberá primero resolver la mitad de esa mitad, y luego la mitad de la mitad de la mitad y así sucesivamente y como así se puede llegar al infinito queda demostrado que no podrá hacer nada pues siempre tendrá que hacer algo antes.

Si tiene dudas o no entiende lo expuesto, busque en Internet y apóyese en otras paradojas similares, como por ejemplo la de la flecha:

En esta paradoja, se lanza una flecha. En cada momento en el tiempo, la flecha está en una posición específica, y si ese momento es lo suficientemente pequeño, la flecha no tiene tiempo para moverse, por lo que está en reposo durante ese instante. Ahora bien, durante los siguientes periodos de tiempo, la flecha también estará en reposo por el mismo motivo. De modo que la flecha está siempre en reposo: el movimiento es imposible.” (ver)

Use la imaginación y podrá demostrar que el gobierno nunca hizo nada ni podrá hacer nada. Y todos quedarán encantados con su erudicción. Si no le entienden, mejor aún, queda demostrado que sabe muchísimo más que ellos.

Y no se olvide del remate final, diciendo que ya Zenón de Elea previó el fin del kirchnerismo.

www.notasyantidotos.com.ar

Fernando J. Pisani

fjp2001@gmail.com

@fjp2001

Nota; el presente texto está inspirado en el muy buen artículo publicado en España, “instrucciones para un intelectual latinoAmericano que quiera escribir en El País” (diario de España muy apreciado por algunos círculos intelectuales y políticos de Argentina, especialmente cuando hablan mal de Argentina o de otros países y gobiernos latinoamericanos), escrito por Daniel Plotkyn (@danielplotkyn), publicado en

http://frecuenciaurbe.wordpress.com/2012/03/15/instrucciones-para-un-intelectual-latinoamericano-que-quiera-escribir-en-el-pais/#comments

Y reproducido por La República, España

http://www.larepublica.es/2012/03/instrucciones-para-un-intelectual-latinoamericano-que-quiera-escribir-en-el-pais/

clarinlanacion