El Error  
 
         A raiz del afiche contra los periodistas del multimedio maldito que se vió en la marcha por la Ley de Medios hay algunas consideraciones que quiero compartir con ustedes. Creo que la gran mayoria de los que defendemos la Ley  tenemos claro el objetivo y ese afiche lo unico que pretende es personalizar el descontento, no creo que ellos, simples empleados, sean el enemigo a vencer. Se les puede criticar si, la falta de profesionalismo, la obediencia debida hacia sus patrones etc…pero poner sus caras en un afiche y lo que es peor , no firmar el mismo, solo desvía y ensucia el fin de la lucha por la aplicacion de la Ley . Con esta tacticas equivocada lo unico que se obtiene es la victimización y martirización de los escrachados y eso, amigos, no podemos permitirlo o acaso no sabemos que ellos cuentan con una pantalla por la cual pueden victimizarse como ya lo hicieron? Nuestra herramientas tienen que ser las movilizaciones, los blog, facebook o cualquier otro medio legal y no igualarnos  en la cobardia, la mentira y las campañas sucias como a las que recurre el multimedio…para ejemplo vean un fragmento de la nota de Jimena Arnolfi  publicado hoy en El Argentino  sobre los 30 contratados que tenia clarín para sabotear la Ley de Medios.
      Me despido de ustedes dejando como ejemplo las palabras vertidas a El Diario del Centro del País por Carlos Raimundi, diputado nacional por el Partido Solidaridad e Igualdad el día de la marcha…"Ante la consulta si la derecha que antes golpeaba la puertas de los cuarteles ahora lo hace en las puertas de los despachos judiciales, opinó “los despachos judiciales, pero también los despachos políticos, de los medios de difusión… donde ha encontrado un ámbito igualmente violento, igualmente poderoso, más sutil y hay que contestar a eso con medios pacíficos, con mucho entusiasmo, mucha movilización y mucha alegría”.V.J.B.

 
 
 
                          La espía paradójica
 
Por Jimena Arnolfi
…Termina la marcha y me encuentro con otra colega. En su momento, ella fue una de las 30 contratadas por el Grupo Clarín para realizar una campaña política en contra de la ley de radiodifusión. Su tarea consistía en intervenir medios gráficos on line a través de la redacción de comentarios que se postean en las notas que se publican en los sitios. Ella contaba cuántos comentarios a favor o en contra de la ley aparecían, quiénes eran los usuarios, se peleaba con los bloggers k, bardeaba la ley. Otros se dedicaban a dejar mensajes grabados en las principales radios. Como comunicadora, defiende y apoya la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. “Siempre traté de contarle a todo el mundo el trabajo que tenía, para que la gente abra los ojos…”.
Volviendo a casa nos preguntamos si todas estas voces se van a escuchar alguna vez. Jugamos a buscar posibles títulos para los diarios de mañana. “Caos en el tránsito por acto K.”  “Mucha gente, pocas ideas.” “El reflujo K gana la calle otra vez.” Ah, no, ése no lo habíamos dicho. Ese fue el título de Perfil del diario de ayer.
Anuncios