COBOS SE QUEDÓ CON LAS GANAS DE DESEMPATAR

El Senado aprobó el pliego de Marcó Del Pont

 
 


Si Dios quiere y si la oposición no lo interrumpe ni lo desautoriza las reservas argentinas de los argentinos, guardadas en el Banco Central, serán las protagonistas de un examen en el Congreso. Mercedes Marcó del Pont será la vocera, la mensajera, la explicadora de esas reservas ante jaurías de perros presuntamente patriotas. Rango que todavía muchos deben probar que se merecen, ya que ni siquiera ladraron cuando de las reservas solo quedaban saldos con restos de dentelladas de acreedores cebados y buitres insaciables adictos a la comida del tercer mundo de oferta radical o menemista. Increíblemente los mismos que lamían a los piratas con sumisión de chihuahuas, ahora se hacen los mastines y hacen aspavientos guardianes. Que se vayan a perrear al pasado. Que se vuelvan a la cucha donde estaban cuando al Banco Central Vaticano lo succionaban con mangueras. Y ahí está la paradoja capitalista: un ex sufriente y tragicómico Nito Artaza, ladrando hoy junto a quienes lo bolsillearon con el corralito y el megacanje. No sé si Marcó del Pont convencerá a los perros. O si los perros ya están emperrados en acosarla hasta la salida. Algunos de ellos, por ignorantes o dogmáticos, acusan al gobierno de entregarse a los deudores y de contrariar impunemente su hipotético progresismo.
Pretenden ignorar que lo que hoy parece una resignación ideológica es una táctica oportuna que mañana permitirá conquistas hoy vedadas.
Si en el mundo hay crisis y la banca está en quiebra, salir a pagar un poco en mitad del aquelarre coloca al pagador en situación de prosperidad y de protagonismo. Y en situación estratégica confiable para futuros beneficios.
Mirá estos argentinos, estaban en la ruina y ahora resucitan. Cualquier perro lo entiende y más los serviles. Las reservas no son intangibles como los altos sueldos de los jueces incluido el del juez
especialista en tonterías, o “tonterólogo” . Las reservas no son virtuales como lo son las conspiraciones de la hegemonía mediática aliada con los perros. Y no son retóricas como los discursos de los falderos rentados del establishment. Son útiles o son mierda. Las reservas no se manchan.

Carta abierta leída por Orlando Barone el 10 de Marzo de 2010 en Radio del Plata.

http://orlandobarone.blogspot.com/2010/03/las-reservas-no-se-manchan.html

 
 
Anuncios