El Vaticano desvincula la pedofilia del celibato y culpa a la homosexualidad

Santiago y Cdad. del Vaticano. 13 de Abril de 2010 (AG Magazine Info) | Por Redacción AG Magazine

 

13 de Abril | La Federación Argentina LGBT repudia las declaraciones de Bertone

En su visita a Chile, el cardenal Tarcisio Bertone, número dos del Vaticano, sigue avivando la polémica y denostando al colectivo LGBT asegurando que, según los especialistas, “hay relación entre homosexualidad y pederastia”.

“Han demostrado muchos sicólogos, muchos siquiatras, que no hay relación entre celibato y pedofilia, pero muchos otros han demostrado, y me han dicho recientemente, que hay relación entre homosexualidad y pedofilia. Esto es verdad, este es el problema”, dijo Bertone, en un intento de apagar el debate sobre el celibato, abierto precisamente a raíz de los últimos escándalos de abusos sexuales en la Iglesia.

El Movilh acusa a la Iglesia de “falsa, criminal y homofóbica”

Entre tanto, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile (Movilh) expresó su completo repudio por las declaraciones vertidas por el Secretario de Estado del Vaticano, quien se encuentra de visita en el país andino y cuya presencia ya había repudiado el Movilh la semana anterior.

En respuesta a las declaraciones del cardenal, el Movilh señaló que “Bertone miente de una manera descarada e inhumana cuando sostiene que hay estudios demostrativos de que hay relación entre homosexualidad y pedofilia.  Miente, por cuanto no hay ninguna investigación científica, seria e independiente de toda corriente religiosa que indique ello.  Sus dichos son descarados por cuanto pretende responsabilizar a personas con una orientación sexual diversa, con los brutales casos de pedofilia cometidos por sacerdotes, utilizando de manera inmoral a los homosexuales como chivos expiatorios”.

El Movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales añadió que “no aceptamos ni permitimos que la homosexualidad sea asociada a delitos de ninguna naturaleza. Nuestra sociedad mucho ha avanzado en comprender cada vez mejor ello, por tanto repudiamos que Bertone pretenda llevar a la ciudadanía a  los momentos más oscuros de nuestra historia mundial, como lo es por ejemplo la Inquisición, potenciando el odio contra la diferencia”.

“Con la voz de Bertone, la Jerarquía de la  Iglesia Católica ahora no sólo es acusada con fundamentos de ocultar a los sacerdotes responsables de abusos contra menores.  También puede ser acusada, con una claridad absoluta, de ser una institución doblemente criminal, por cuanto ofende ahora a un grupo de personas por amar a otras de su mismo sexo, sin importar el daño que ello causa en millones de seres humanos, en especial en aquellos jóvenes que están recién comprendiendo y asumiendo su orientación sexual”, apuntó el Movilh.

“La Iglesia es, y conviene decirlo con todas sus letras, en buena parte responsable de los severos trastornos psicológicos padecidos por jóvenes que van descubriendo una orientación sexual homosexual o una identidad de género transexual. Dichos trastornos son originados por la discriminación, por la burla, y por el estigma y ahora también por el aprovechamiento político mundial que la Iglesia protagoniza con sus homofóbicos dichos para ocultar sus brutales crímenes”, puntualizó el Movilh.

En el mismo sentido, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de España (FELGTB) ha pedido al Vaticano que “denuncie” los casos de abusos sexuales que se generan “en su seno” y “no busque excusas ni mezcle realidades para beneficio propio”.

La FELGTB denunció que Bertone ha querido relacionar la pederastia con la homosexualidad, “obviando que el abuso a menores conlleva relaciones de poder y gusto hacia púberes, sean estos del mismo o diferente sexo que el del abusador, lo que nada tiene que ver con la orientación sexual homosexual

“El celibato, la negación de la sexualidad, es un contra natura que puede tener consecuencias patológicas muy graves”, ha afirmado Juan Antonio Férriz, coordinador del Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB, quien ha agregado que teniendo en cuenta estos precedentes deberían estar vigilantes con los casos que surgen dentro de su institución.

 Paños fríos

Ayer Ratzinger intentó zanjar la polémica publicando en la página web del Vaticano la guía oficial de actuación contra la pederastia redactada en 2003. La fecha ya generó la primera controversia: ¿qué pasaba antes de esta fecha? El contenido jaleó la segunda. En principio, los medios informaron de que la Santa Sede obligaba a denunciar a los pederastas, sin embargo, la letra pequeña del texto no dice exactamente eso. Dice, por el contrario, que “hay que seguir siempre la ley civil en lo que concierne a las denuncias de los delitos a las autoridades apropiadas”. Es decir, que el denunciar o no depende de la legislación de cada país.

Anuncios