El año pasado murieron en la guerra de Afganistán 346 niños, según informó ayer Naciones Unidas en Kabul. Los ataques aéreos de las tropas internacionales causaron la muerte a 131 menores, explicó el enviado especial de la ONU para Niños en Conflictos Armados, Radhika Coomaraswamy. Al menos 22 pequeños perdieron la vida en el marco de acciones militares llevadas a cabo de noche por unidades especiales. Los insurgentes radicales talibán, por su parte, son responsables de la muerte de 128 niños.

 
Anuncios